Cada momento de nuestra vida nos encontramos tomando decisiones, algunas pueden parecer más triviales que otras pero cada decisión que tomamos afecta nuestro destino.

Puedes decidir entrenar todos los días o quedarte en casa a ver televisión, puedes decidir comer sanamente o no darle importancia a tu alimentación, puedes decidir preocuparte por tu salud mentar o ignorar totalmente el tema, puedes decidir iniciar ese gran proyecto que siempre quisiste o puedes dejarlo en el cajón de proyectos que algún día realizaras, puedes tener miedo y alejarte o enfrentar tus miedos, puedes trabajar duro y ser paciente o rendirte en el intento.

No importa como sea tu vida, siempre puede ser mejor o peor, siempre puedes sentirte más feliz o más triste, todo depende de las decisiones que tomes. Tus decisiones trazan tu futuro, nunca lo olvides.Quizás hoy no veas los resultados o impacto de las decisiones que tomes, pero tarde o temprano lo verás.
¿Qué decidirás mañana? ¿qué decidirás hoy?