Sin duda las tecnologías de información y comunicación tienen un impacto directo en el crecimiento de la productividad de las empresas e instituciones a través de operaciones más eficientes y la integración de nuevas formas de proporcionar contenido, productos y servicios a sus clientes.  Del mismo modo, el crecimiento de la economía trae un impacto positivo para el desarrollo de los países y hoy más que nunca, los gobiernos del mundo entero deben poner especial atención a la estrategia digital de cada uno de sus países. El impacto va más allá de un tema de gobierno digital sino realmente de utilizar las tecnologías de información y comunicación para promover el crecimiento económico, fomentar la innovación y mejorar el bienestar de sus ciudadanos.

De acuerdo al “The Networked Readiness Index 2016”, los países mejor clasificados son:  Singapur, Finlandia, Suecia, Noruega, Estados Unidos, Holanda, Suiza y Reino Unido y gran parte de su éxito se debe a la estrategia que han seguido en los últimos años y la clara visión que tienen para el futuro de su país.

En esta ocasión, me di a la tarea de recopilar un resumen de las estrategias digitales o agendas digitales de todos estos países para tratar de entender cuál ha sido parte del éxito de todos ellos.

Al final anexé la estrategia digital de México (que como recordamos se encuentra en la posición número 76), comparen y opinen.

El “Networked Readiness Index” es un ranking mundial que evalúa la agilidad de los países para aprovechar los beneficios de las tecnologías emergentes y capitalizar las oportunidades que ofrece la transformación digital y las tecnologías de información.  Este informe evalúa los factores, políticas y las instituciones que permiten a un país aprovechar plenamente las tecnologías de información y comunicación para aumentar la prosperidad del país. En este ranking se muestra qué países son líderes en el uso de las tecnologías de información para promover el crecimiento económico, fomentar la innovación y mejorar el bienestar de sus ciudadanos.   La mala noticia es que México se encuentra en la posición 76 de 139 de los países evaluados, es decir por debajo de la mitad de la tabla.

Los países son evaluados en 4 categorías:

  • Entorno: Entorno general del país en el uso de la tecnología, así como las políticas regulatorias que impactan
  • Disponibilidad: Disponibilidad de las plataformas en términos de la infraestructura y asequibilidad
  • Uso: Adopción y uso de las tecnologías por los tres grupos actores (gobierno, sector privado y particulares)
  • Impacto: El impacto económico y social de las nuevas tecnologías

Cada categoría a su vez está dividida en varios pilares que describen con mayor detalle la calificación que reciben los países en cada uno de los rubros y al mismo tiempo.

De manera inicial podemos decir que nuestro país cuenta con una relativa mejor calificación (considerando que se mide en una escala de 0 a 7) en las áreas de asequibilidad y habilidades de la población (dados por el sistema de educación del país) y una mucha menor calificación en las áreas de impacto económico y uso de las tecnologías de información en personas y empresas.  Una primera reflexión es que, a pesar de todo, nuestro país tiene acceso a las diversas plataformas y servicios de tecnología de información y comunicación sin embargo no se están aprovechando como debieran o no están generando el impacto adecuado.  En futuros post analizaremos con mayor detalle los indicadores de nuestro país dentro del “Networked Readiness Index“.

 

No es sorpresa para nadie el hablar que el video en internet y en las redes sociales está cambiando y modelando el mundo del marketing digital.   YouTube tiene cerca de mil millones de usuarios mientras que Facebook, Instagram, Twitter se han redefinido a sí mismos para poner al video como centro de su plataforma mientras que Netflix sigue ganando terreno contra los sistemas de cable tradicional. Por si fuera poco, cada vez más, las reproducciones de video desde dispositivos móviles crecen y la tendencia no será diferente a mediano plazo.  Para las marcas, todo este crecimiento ha generado una dinámica nueva de interactuar con sus seguidores y atraer la atención de sus clientes, especialmente cuando cada vez más los consumidores esperan contenido en video y de mejor calidad.  Acorde al último reporte de CISCO, para el 2021 se requerirán 5 millones de años para ver todo el contenido en video que estará disponible y el video en vivo representará el 13% del tráfico total de internet.  Las empresas deben aprovechar esta tendencia, redefinir sus estrategias de comunicación con sus clientes e incrementar el contenido que generan en video que generan para sus plataformas digitales.  Para sorpresa de muchos, México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en número de minutos consumidos en video digital para varias de las plataformas más grande del mundo, a pesar de que la penetración de internet en su población es apenas del 57%, esto representa una gran oportunidad para las empresas, instituciones y marcas en México. El video ha dejado de ser una opción para convertirse en parte fundamental de la estrategia de comunicación de todos.

Sabes que tu negocio debe tener presencia en internet y aprovechar todas las ventajas del mundo digital pero no lo has hecho, sabes que debes tener presencia en redes sociales, crear anuncios publicitarios en Instagram, abrir una tienda en línea o tener un sitio web pero no lo has hecho. Hay muchas razones por las cuales no lo has hecho y quizás una de las más comunes sea que no has encontrado a una persona confiable te que ayude o simplemente no tienes los recursos económicos para contratar a un “experto”. Por supuesto, podría ser más fácil que alguien hiciera todo el trabajo por ti, pero lo necesitas, puedes hacerlo por tu mismo. Hoy más que nunca existe un sin número de recursos digitales que te pueden ayudar a alcanzar tus objetivos, a hacer lo que tú quieras. Cualquiera puede dar esos primeros pasos y aprender nuevas habilidades, solo tienes que ir a Google y buscar un video de “cómo crear un anuncio en Facebook o cómo abrir una tienda en línea” y podrás dar los primeros pasos. Lo mejor de todo es que en internet también existen miles de personas que están dispuestos a ayudar, que están creando contenido para internet. No tienes que sentarte en un salón de clases, puedes usar tu smartphone para aprender en cualquier momento y en cualquier lugar y aprender lo que tú quieras, así que da el primer paso, aprende nuevas cosas y hazlo tú mismo.

Pensar que desarrollar una App es solo tirar líneas de código es un gran error, incluso me atrevería a decir que programar es lo que menos importa. Para el desarrollo de una App se requiere pensar en el diseño de la experiencia el usuario, en el modelo de negocio que seguiremos, en cómo monetizaremos nuestra aplicación, en conocer más nuestro público objetivo, en diseñar la campaña adecuada para el lanzamiento de la misma, en las implicaciones legales que pudiera tener, en la infraestructura que se requiere para soportarla además del conocimiento particular que se requiere acorde al tema u objetivos de la aplicación.  Por supuesto, nada de esto sería posible si no se programa la aplicación, pero es un grave error verlo como un todo.  La aplicación podrá estar perfectamente programada y optimizada, pero si no genera una adecuada experiencia de usuario o no le sirve de nada al usuario final, quedará destinada a ser una App más en las tiendas de aplicaciones.   El mercado de Apps es muy competitivo, tan solo en el App Store existen más de 2 millones de aplicaciones disponibles y querer entrar en el mercado y tener éxito no es tarea fácil, se requiere más que saber a programar.  Las universidades más que centros educativos siempre han sido ecosistemas heterogéneos con personas de diferentes perfiles e intereses donde en un solo proyecto puedes encontrar trabajando a ingenieros en sistemas, mercadólogos, abogados, diseñadores e incluso personas de artes culinarias y esto es el escenario ideal para el desarrollo de Apps.   Un ejemplo claro de esto es el iOS Development Lab de la UDLAP, un laboratorio inaugurado apenas hace unos meses como un esfuerzo en conjunto entre Apple y la Universidad de las Américas Puebla para desarrollar un centro de innovación de iOS buscando a largo plazo, posicionar a México como un centro mundial de desarrollo de aplicaciones.   El iOS Development Lab se encuentra en su primera fase enfocándose principalmente en el desarrollo de habilidades de programación en Swift y en la creación de equipos multidisciplinarios quieres trabajaran en proyectos que en un futuro veremos en el App Store.

Vivimos en una era privilegiada en muchos sentidos, nunca antes habían existido tantos recursos digitales al alcance de todos, sin embargo, pocas son las empresas mexicanas que están aprovechando todo el potencial de esta nueva economía digital.  Se habla mucho del incremento de la penetración del internet en América Latina y en especial en México, pero su uso sigue siendo para tareas de entretenimiento o comunicación y no para hacer cosas productivas, desarrollar nuevas habilidades o generar nuevos modelos de negocio.  México, sigue sin utilizar toda esta tecnología disponible para innovar, para crear nuevos modelos de negocios, modelos que sean disruptivos y que cambie nuestra realidad. Muchas empresas mexicanas están satisfechas únicamente con aquella innovación que añade mejoras menores, pero no con la que cambia los paradigmas y transforme el mercado.La oferta de servicios en la nube es interminable, sin embargo, es poco conocida por empresas mexicanas.  Con una inversión menor y un uso adecuados de varios servicios digitales, podrías estar cambiando la manera en que opera tu negocio, abrir nuevos canales de comunicación, estar más cerca de tus clientes y ofrecer nuevos productos y servicios para un consumidor que día a día está cambiando y que incluye en su vida nuevos hábitos.  Tenemos la tecnología para crecer e innovar, para fomentar el desarrollo de México, pero simplemente no la utilizamos.

Mi equipo y yo hemos estado a cargo del proyecto de medios sociales desde hace 5 años y desde entonces  nos hemos enfocado en las cuentas oficiales de la universidad, además de la cuenta del equipo de futbol americano de “Aztecas UDLAP”.  Hoy en día, la Universidad de las Américas Puebla tienen presencia en Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, Periscope, SnapChat, YouTube y Flickr. A lo largo de todo este tiempo, hemos estado en constante movimiento, siempre atentos a los cambios que existen en cada una de las plataformas  y a los cambios en diversas plataformas digitales.  SnapChat es nuestra red social más joven, a inicios de este año oficialmente iniciamos actividades, esta red es muy importante para nosotros debido al alcance que tienen en el público joven menor a 18 años quienes para nosotros representan nuestros prospectos para ingresar a alguno de los programas de licenciatura.

Además de las redes oficiales, existen cerca de 30 redes adicionales de entidades, departamentos, marcas y equipos deportivos pertenecientes a la institución. Nuestro objetivo para los siguientes meses es ayudar a todos estos departamentos a que aprovechen al máximo las redes sociales que administran y al mismo tiempo buscar que con esto alcancen sus objetivos anuales.  Como parte de las actividades para cumplir con este objetivo mi equipo y yo ofrecimos el Taller de “Creando tu estrategia de redes sociales” a muchas de las personas que como parte de sus actividades administran alguna de las redes sociales de la UDLAP. Les comparto la introducción a esta sesión que por cierto fue transmitida a través de Facebook Live.

 

[fbvideo link=”https://www.facebook.com/hugolopezalvarez/videos/10154580528466992/” width=”500″ onlyvideo=”0″]