Las redes sociales en el mundo de la post-verdad

Las redes sociales en el mundo de la post-verdad

La era de oro para las redes sociales a terminado. A más de 10 años de la creación de Facebook,  hoy vivimos en un mundo saturado de información, de contenido de las marcas, de celebridades y amigos propios, donde mucho del contenido que consumimos resulta ser falso, donde hemos perdido nuestra privacidad a cambio de recibir contenido que a veces resulta adictivo y donde se habla de una manipulación masiva del colectivo humano en temas de gran impacto como son las elecciones de un país.

Quizás las redes sociales y el internet hoy reflejan más la naturaleza humana. En todos los momentos de la historia, siempre han existido personas, grupos, organizaciones o países que acumulan poder , que quieren controlar los medios y que quieren obtener beneficios propios. No hay que perder de vista que empresas como Facebook son empresas que al final del día deben generar ingresos  así que sus acciones siempre iran de la mano de este objetivo.

Justo cuando presumíamos que le internet era un mundo de igualdad,  e libertad de expresión y donde todo mundo tenía una voz, nos dimos cuenta que el mundo digital está siendo controlado por unas cuantas empresas y donde la misma neutralidad de la red está en peligro.

Podríamos pensar que somos ajenos a todos estos cambios pero no es así. Vivimos en una sociedad cada vez más dependiente del mundo digital y la mayoría de nosotros tomamos decisiones y cambiamos nuestros puntos de vista gracias a lo que diariamente consumimos en las redes sociales.   Gran parte del contenido que consumimos en internet es falso y muy pocas personas tienen conciencia de esto, nuestra vida está expuesta a un sin número de mensajes que no necesariamente nos hacen ser mejores personas.

Las redes sociales siguen y seguirán por un buen tiempo plataformas que les permitan a las empresas alcanzar sus objetivos de negocio sin embargo estamos en un punto de la historia muy peligroso. Debemos reflexionar sobre  si el camino que estamos siguiendo es el correcto y sobre todo si a  largo plazo,  el uso que le estamos dando a estas plataforams digitales es el correcto.

Solo el paso del tiempo nos dará la respuesta y así como cada gran imperio en la historia de la humanidad ha caido, tal vez las redes sociales como las conocemos hoy desaparezcan y den paso a nuevas plataformas.