Si pudieras viajar en el tiempo ¿A dónde irías? ¿Viajarías al pasado o al futuro? ¿Serías solo un espectador o buscarías cambiar la historia?

Siempre  nos hemos preguntado qué haríamos con una máquina del tiempo.  Algunos buscan viajar al futuro, para conocer el destino de la humanidad, ese destino prometido lleno de avances tecnológicos y de viajes en el espacio. Al mismo tiempo, nos da miedo encontrarnos con un futuro donde como sociedad nunca pudimos corregir el mundo y terminados destruyendo nuestro planeta.  De manera personal, también nos interesa saber con quién nos casaremos, como serán nuestros hijos, si al fin se pudo concretar ese proyecto en el que tanto hemos trabajado y buscamos ese final feliz de nuestra historia, pero al mismo tiempo nos da miedo saber que tomamos las decisiones incorrectas, que el camino que elegimos no fue el correcto.

Otros tantos quieren viajar al pasado, quieren conocer la verdadera historia de nuestro mundo, quieren saber si todos esos relatos que siempre hemos escuchado son verdad.  De manera personal, también nos gustaría viajar al pasado para entender más de nosotros mismos o para volver a llenar esos vacíos en nuestra mente que ahora existen.   Aunque esto es cierto, el mayor deseo para viajar al pasado es para tratar de cambiar la historia, tratar de salvar al mundo de alguna catástrofe que cobró miles de vidas,  aunque también nos gustaría dar un consejo a nuestro yo más joven o cambiar alguna decisión de la cual nos arrepentimos ahora.

El tiempo sigue siendo una incógnita para nosotros. Más allá de minutos y segundos, no estamos seguros de lo que el tiempo significa y mucho menos podemos controlarlo, solo podemos medirlo desde perspectivas muy particulares.

Desde pequeño, siempre he sido un gran fan del tema de los viajes en el tiempo, especialmente después de ver una de las películas que incluso ahora siguen siendo de mis favoritas “Volver al futuro”.

bttf_072214_1280_1280w

A inicios de este año me encontré por casualidad con el libro “Viajar en el tiempo de James Gleick”, debo decir que lo disfruté mucho. Este  libro es una recopilación de pensamientos e ideas de  varios físicos, escritores,  cineastas , filósofos y que han plasmado en sus obras la posibilidad, las repercusiones, y las razones del ser humano por viajar en el tiempo, un tema que sencillamente  forma parte de nuestra cultura,  en el cine, en la literatura e incluso en nuestros pensamientos.

A lo largo del libro, Gleick aborda los aspectos más importantes de este tema  , la evolución ideológica del tiempo en nuestras sociedades así como las diferentes perspectivas que nos hacen concebir el tiempo de manera diferente. Si eres amante del tema de los viajes en el tiempo, es una lectura obligatoria.

Si algo hemos aprendido de los viajes en el tiempo es que incluso las pequeñas decisiones tienen un impacto enorme en el futuro. Estamos acostumbrados a pensar únicamente en los primeros efectos de una acción pero pocas veces nos ponemos a pensar en los segundos o terceros efectos y es ahí donde se desata un efecto mariposa.

Tal vez nunca podremos controlar el tiempo y será el mismo quien lo dirá.  Quizás lo único que hoy podemos hacer es controlar nuestro propio tiempo, mejorar nuestra relación con él y sobre todo entender que incluso las decisiones pequeñas de hoy, tendrán un efecto increíble el día de mañana. Al mismo tiempo, llegamos a este punto de tiempo gracias a cada una de los pequeños pensamientos y decisiones que tomamos en el pasado, por lo menos así es como ahora entendemos que el tiempo funciona.

La era de oro para las redes sociales a terminado. A más de 10 años de la creación de Facebook,  hoy vivimos en un mundo saturado de información, de contenido de las marcas, de celebridades y amigos propios, donde mucho del contenido que consumimos resulta ser falso, donde hemos perdido nuestra privacidad a cambio de recibir contenido que a veces resulta adictivo y donde se habla de una manipulación masiva del colectivo humano en temas de gran impacto como son las elecciones de un país.

Quizás las redes sociales y el internet hoy reflejan más la naturaleza humana. En todos los momentos de la historia, siempre han existido personas, grupos, organizaciones o países que acumulan poder , que quieren controlar los medios y que quieren obtener beneficios propios. No hay que perder de vista que empresas como Facebook son empresas que al final del día deben generar ingresos  así que sus acciones siempre iran de la mano de este objetivo.

Justo cuando presumíamos que le internet era un mundo de igualdad,  e libertad de expresión y donde todo mundo tenía una voz, nos dimos cuenta que el mundo digital está siendo controlado por unas cuantas empresas y donde la misma neutralidad de la red está en peligro.

Podríamos pensar que somos ajenos a todos estos cambios pero no es así. Vivimos en una sociedad cada vez más dependiente del mundo digital y la mayoría de nosotros tomamos decisiones y cambiamos nuestros puntos de vista gracias a lo que diariamente consumimos en las redes sociales.   Gran parte del contenido que consumimos en internet es falso y muy pocas personas tienen conciencia de esto, nuestra vida está expuesta a un sin número de mensajes que no necesariamente nos hacen ser mejores personas.

Las redes sociales siguen y seguirán por un buen tiempo plataformas que les permitan a las empresas alcanzar sus objetivos de negocio sin embargo estamos en un punto de la historia muy peligroso. Debemos reflexionar sobre  si el camino que estamos siguiendo es el correcto y sobre todo si a  largo plazo,  el uso que le estamos dando a estas plataforams digitales es el correcto.

Solo el paso del tiempo nos dará la respuesta y así como cada gran imperio en la historia de la humanidad ha caido, tal vez las redes sociales como las conocemos hoy desaparezcan y den paso a nuevas plataformas.

Mark Zuckerberg inició el año con nuevas reglas, anunciando que habrá cambios significativos  en el algoritmo que muestra contenidos a los usuarios.  Facebook dará prioridad a los contenidos publicados por familiares o amigos frente a publicaciones de páginas de negocios, empresas o medios de comunicación, en todo momento buscando más interacciones entre personas.  El anuncio causó conmocionó al mundo de marketing digital ya que esto simplemente significa que el alcance orgánico de las páginas de Facebook van a disminuir y muchas empresas y medios de comunicación dependen de esto para distribuir su contenido.   Los usuario verán más publicaciones de las personas con las que interactúan y menos de las páginas que siguen y por si fuera poco, los comentarios en las publicaciones serán cada vez más importantes, especialmente si generan una interacción entre la gente.

Todavía es muy pronto para dimensionar el verdadero impacto de estos cambios, sin embargo si utilizar Facebook como herramienta dentro de tu estrategia de marketing digital, deberás considerar lo siguiente:

  • Debes preocuparte más por los comentarios que por los “me gusta” o las veces que se comparte el contenido. En el caso de los comentarios, son mejores aquellos que fomentan una conversación. Comentarios cortos de una sola palabra no cuentan.
  • Los videos cortos y los GIFs dejarán de tener impacto y los videos en vivo tendrán 6 veces más impacto que los videos grabados. Los videos largos que generan valor y sobre todo que tengan un tiempo total de reproducción alto tendrán mayor visibilidad.
  • Se castigará más a aquellas páginas que publiquen contenido de manera frecuente, es preferible publicar menos pero con contenido que genere más valor y que generen una mayor conversación.
  • Si colocas “comenta” o “comparte”, “increíble”, “no lo vas a creer” tu publicación será penalizado en cuanto visibilidad.
  • Tendrá menos relevancia aquellas publicaciones que generen tráfico hacia sitios externos a Facebook.
  • Las páginas de Facebook deberán ser considerados más como un “Customer Support” más que un lugar para distribuir contenido.
  • La publicidad pagada será cada vez más cara, así que prepárate.

Mark Zuckerberg prometió a inicios de año que su meta para el 2018 será “reparar a Facebook”. Estos son solo algunos cambios pero seguramente vendrán muchos más. Todas las empresas que utilizan Facebook para apoyar las tareas de su empresa deben estar muy atentos a la evolución de Facebook y  sobre todo hacer cambios en su estrategia de medios sociales.

27173810_1791959094162314_858683823020031370_o

Iniciar un año es el perfecto pretexto para renovarte, para trabajar en nuevos proyectos, de plantearte nuevos objetivos o simplemente tener nuevas reglas en tu vida. Este año, decidí que mi vida diaria estará guiada por una simple regla, así de simple, así de sencillo y sin tanta complejidad. Mi regla para este año es:

Caminar, leer y escribir todos los días.

A primera vista, parecería algo demasiado simple, pero el impacto de esta regla en mi vida podría ser muy grande, confió que al seguirla pueda alcanzar mis objetivos de este año.

Caminar: Si en algo fallé durante 2017, fue en realizar actividad física de manera constante y ahora estoy pagando las consecuencias.  La primera parte de mi regla es caminar todos los días. No siempre tengo que caminar, a veces puedo correr, otras veces hacer alguna actividad física extra pero siempre hacer algo.

Leer:  Siempre es bueno estar en búsqueda de nuevas ideas, de aprender algo nuevo, de enfrentarte a nuevas ideas y leer es una excelente forma de hacerlo. A veces, puede ser un libro, otras veces algunos artículos en línea pero siempre mantener activa mi mente. Me considero un lector frecuente, pero la gran diferencia es que ahora deberé leer todos los días.

Escribir:  Escribir es una forma de reflexión, de plasmar ideas, de ponerlas en orden y eso te ayuda en muchos sentidos. Durante este año todos los días escribiré, ya sea para este blog o para mis archivos personales y esto dará paso a muchos de los proyectos que tengo en mente.

El gran reto de esta regla tan simple es encontrar siempre el tiempo para realizar estas actividade. La vida a veces es muy ajetreada pero siempre debemos darnos tiempo para uno mismo.

 

A pesar de todos los cambios y ajetreo del año, siempre me di el tiempo para leer y disfrutar un buen libro.  Aquí el listado de los libros que leí durante este año.

Mis libros favoritos del año

Buenos libros

Los que no me gustaron tanto

  • ¿El fin de la neutralidad de la red?: En fechas recientes, en Estados Unidos fue aprobada la derogación total de las normas de neutralidad de la red, lo cual cambiará las reglas de nuestro mundo digital. Básicamente veremos un “internet diferenciado” para quienes pueden pagar más y para quienes paguen menos, además de ser una internet controlada por las empresas más poderosas.
  • Facebook agrega un botón de silencio: Pronto podrás silenciar por 30 días lo que las personas, páginas o grupos digan. Facebook y otras redes sociales son plataformas con demasiado contenido y que estamos llegando a un punto donde silenciar todo ese ruido resulta ser una nueva característica.
  • GAFA quiere dominar al mundo: Google, Apple, Facebook y Amazon se están apoderando del mundo digital, el contenido que consumimos, los dispositivos que utilizamos y la información que utilizamos para tomar decisiones está simplemente siendo controlada por estas grandes empresas y esto, es solo el inicio.
  • El momento de cerrar ciclos: El año se termina y además de disfrutar las fiestas de fin de año, también es momento de reflexionar sobre todo lo que ha pasado este año, de dar gracias por todo lo que hemos aprendido y además cerrar los ciclos que sean necesarios para iniciar el 2018 de la mejor forma posible.
  • Minimalismo para 2018: Menos es más, espacios en blanco, elementos gráficos simples se han convertido en una característica de muchas aplicaciones y servicios de hoy. El minimalismo beneficia a los sitios web en formas de tiempos de carga más rápidos, una mejor compatibilidad entre los tamaños de las pantallas además de que ayuda a reducir el ruido que hay en internet.  El próximo año el minimalismo seguirá tomando fuerza en el mundo digital.

El desarrollo de internet, el incremento en el número de personas que cuentan con un smartphone, el creciente uso de redes sociales y la facilidad con que las empresas hoy en día utilizan servicios en la nube, sin lugar a duda han redefinido completamente nuestro mundo.  Las plataformas digitales están presentes en los lugares de trabajo, están liderando los medios de comunicación, han cambiado nuestros hábitos de consumo y entretenimiento, han cambiado la manera en cómo interactuamos con nuestros seres queridos e incluso han cambiado y han influenciado la manera en que pensamos.  Hoy en día pocos podríamos imaginarnos un día sin nuestro smartphone y sin acceso a internet, en muchos casos porque requerimos de estas plataformas para ser y definir lo que somos.

Vivimos en un mundo donde disfrutamos los micro momentos, donde buscamos realizar nuestras tareas de manera ubicua y donde buscamos consumir contenido digital.  En nuestro mundo podemos tener acceso a información e interactuar con nuestros seres queridos y marcas de nuestra preferencia todo a través de un smartphone que llevamos a todos lados.   Vivimos en un mundo donde a pesar de tantos avances tecnológicos y tanto acceso a internet, el verdadero conocimiento se encuentra en manos de pocos.

Para algunos, el mundo ha cambiado hacia un mundo digital, pero para muchos otros, el mundo nunca ha cambiado porque nacieron cuando ya existía internet y las redes sociales ya dominaban la atención de todos.   Estamos viviendo lo que se le llama la primera revolución digital, pero todo seguirá cambiando y daremos inicio a la segunda revolución digital, una revolución que traerá consigo la inteligencia artificial, el big data y el internet de las cosas a nuestra vida diaria.

Las plataformas digitales están al servicio de todo mundo, sin embargo, hoy en día existe más poder de cómputo del que podemos utilizar. Un gran número de personas y empresas están desaprovechando los recursos digitales disponibles, eso a pesar de que están buscando crecer y desarrollarse dentro de su ámbito correspondiente.   Estamos en un gran momento, donde tenemos disponibles un gran número de estos recursos digitales y literalmente los puedes acceder desde la palma de tu mano.

Es cierto, hoy en día también se discute si todo este desarrollo tecnológico y digital nos está llevando a una mejor sociedad y aunque existen muchos puntos a favor y en contra, queda claro que la tendencia de una digitalización de nuestra sociedad no se detendrá.  Si tu o tu empresa no se sube a esta ola digital y, sobre todo, no aprovechan todas las capacidades disponibles, están destinados a desaparecer. La tecnología y las plataformas digitales seguirán cambiando nuestro mundo y simplemente debemos estar preparados.